Rito: El Sumo Sacerdote.

Etiquetas

, ,

Imagen

Atiéndeme, las ganas brotan como las flores explotan al sol/ Tú, resuenas por las mañanas, tibio, relampagueante, dominador de horas extremas/ Vuelves a la nada de un inicio y sumerges tu nariz bajo la piel del mar.

Cuéntame por qué la contienda se presenta tan grande/ Por qué los sueños se rompen sin dormir, sin cerrar ojos, sin apagar la luz de esta humilde habitación/ Duerme en esta cama lejana, que la proximidad la doy yo, te acerco con letras de las entrañas, te acaricio pidiendo perdón.

Bebamos la cuota de no saber amar, brindar por el idilio interrumpido que una noche nos dio/ La esfera brillante del cielo sabe derrotar mis estrategias, y sólo un instante bastó.

Aceptaré que se desprenda la pintura de este muro y que tu nombres e quede en simple letras, iniciales/ Un beso de despedida antes de que la noche cierre las puertas y se abra el destino.

Rito: El Amante.

Etiquetas

, ,

Imagen

 

 

Si hoy debo amar
amaré como nunca he amado,
si hoy debo morir
amaré la muerte
como si de un estado precioso se tratase.

Si la tierra hoy reclama mis huesos
empuñaré mis manos bajo tierra,
seré raíz que busca la humedad,
el error crucial de ser amantes,
si la tierra hoy lo decide
mis maletas están en el andén,
los boletos pegoteados en las sábanas
y el dinero en el velador,
donde los cigarros esperan su muerte también.

Tengo marcada las dactilares
de tantas noches sin amor,
por un momento me pensé en vacío
y en vacío pensaré cuando deba morir,
porque no existirán túneles
ni la luz que finaliza los caminos,
nadie estará, la muerte es muerte
sola como se siente…

Y soy el amante,
la mirada de reojo
que tu otro corazón me dio,
el susurro de un cuento barato
que tu muerte me brindó.

Rito: El Ermitaño.

Etiquetas

, ,

Imagen

 

 

Si pudiera convertir un momento en eterna felicidad,
de seguro tendría tu nombre y no saldría a mirar otros paisajes,
pero no, me obligas y condenas a embriagarme…

… podría beber esta noche  y pensar que el odio se multiplica,
sí, podría beber esta noche y llorar por dos.

Se rompe Baquedano y el arte es un arquetipo de mis días,
el café ignorado y la mirada centrada en tu mirada.

Creo que  moriré restado de mis afectos
y tú vivirás en el mundo ideal, y no quiero besarte
para no desatar la furia de otro por culpa de mis labios,
pero te besaré en la mejilla y advertirte que siempre estaré al acecho.

Se rompe el puerto en mil pedazos de mar, me cubro el rostro
por los peces que suelen matar, ahí está mi mundo creado
de tantas mentiras y tantos sueños enclaustrados…

… dile a tu padre
que nunca venció.

Rito: As de Espadas (o la tragedia de un vuelo)

Etiquetas

, ,

Imagen

 

Que no se sientan, que se callen las veredas
y tapen sus oídos la ciudad,
no quiero que se enteren
lo que una vez vi,
porque la vida es presagio
y mi oráculo  vislumbró su volar.

Es esta espada de plata
que divide la fortuna,
un sacrificio que huele a triunfo
y una casa abandonada por la sangre,
el río se lo llevó…
… Doña Melanco limpia los residuos
y los espacios desolados.

Vuela libre y en su pico
lleva gotas de una lluvia contenida,
trae el viento polar que sopla en las heridas,
estas cicatrizan y vuelven abrir,
pajarito,  no dejes de vivir,
pajarito escribe en tus alas
el gozo y dolor de volar
y que tus plumas nunca dejen de entintar la palabra…

Rito: La Justicia.

Etiquetas

, ,

Imagen

 

 

No, tú pretendes besarme
y luego huirme.

No, tú decides sepultarme
y luego ordenar en filas
a tus lombrices bélicas
para que destrocen las historias
que jamás debí contar…

No, tú quisieras verme ajusticiado
pernoctando sobre luces azules,
que me cubra el manto que desvela la noche
en tu misterio de juzgar.

No, tú piensas que es fácil vivir y revivir
la aurora en plena media noche,
libertarse de tu voz
que ronda en todo un día terrestre.

No es fácil entonar la palabra
sin que la intención la rompa con su voz,
besar en distintos tiempos
buscando asilo en labios pasajeros,
no es fácil caer de rodillas
y seguir creyendo en el amor…

No, tú piensas que una mirada
deja tranquila mis ansias,
tú piensas que la balanza
siempre esta equilibrada.

Rito: Los Enamorados.

Etiquetas

, ,

Imagen

 

Tu cuello, lo rondo,
pulso amplificado
de aquel guerrero corazón,
aroma predilecto
masculino y radiante.

Amante, incorruptible
de piel y carne,
puedo desearte, probar
el ácido de tus labios
perderme por momentos, minutos, espacios,
algunos que hagan diferencia
de la historia que siempre he contado.

Y bailo desde tu cintura
hasta pasar por el desfiladero de tus piernas,
subo, mojo tus ojos
y la esperanza reina,
el calor te incendia,
el frío convive entre dos cuerpos
aguardando el humo venidero…

No quiero ser un “tuyo”
quiero ser calidoscopio
y veas mi forma diferente al girarme,
por un costado soy libre
por otro soy condenable.

Amante, de mar quisiera vestirte,
amanecer empapados
y enamorados en un simulacro…

Rito: La Estrella.

Etiquetas

, ,

Imagen

 

Silencio, pon tu dedo largo
y cultiva el desprecio hacia tu voz,
que se levanten los gigantes
y destruyan esta guerra,
que los pilares caídos
detengan tu mirada
y la luz crezca en esta muerte.

Y nos ilumina:
tú deliras, yo grito;
tú sonríes, yo silencio;
tú hablas, yo descifro;
te quedas pleno
yo menguante…

…Si los años me enseñaron vida
la resistencia me enseñó las mentiras,
la astucia me puso los pies a un costado
y la dignidad me creó otros caminos,
el miedo es inútil cuando por dentro
se quiere sentir el engaño.

Y nos ilumina:
tú besando, yo escribiendo;
tú yaciendo con otro, yo confundido con la madrugada;
tú juntando otras manos, yo rezando por ambos;
tú te escondes, como luna nueva
y yo me quedo a la mitad, creciente…

Rito: El Carro.

Etiquetas

, ,

Imagen

 

Debo huir
pronosticar a mi libertad
un cielo despejado, nada de nubes,
ni los ojos de Dios pueden llorar
no esta vez, no siempre…

Gira, sigue avanzando
que las piedras más grandes serán,
no duermas, ni bosteces
cuando en otra risa aparezca un santo,
salvación o milagro,
no te detengas, siempre hay letreros, molinos
que dicen: Estamos llegando.

Pero el carro luce pintura nueva,
por dentro el tapiz huele a humedad
y alguno que otro fétido adjetivo,
el carro suena como uno recién comprado
más por dentro tiene quemaduras
de cigarros consumidos en madrugada.

Que el desvío sea placentero
y que los atajos traigan agua, tierra y lombrices,
que la vía este desocupada
un minuto para mis pies,
un sueño de carretera.

Debo huir
y arrebatar mi vida de mis mil vidas,
acelerar por la derecha
quedarme en la izquierda,
subir el volumen,
detenerme en la nada
y perder las llaves de este escape…

Rito: Instrucciones para un Velorio

Etiquetas

, ,

Imagen

 

Ahí está,
haz la señal de la cruz y olvídalo,
no estás para llorar sobre lágrimas
muchas se han derramado,
ahí está
y aún cuelgas tus ansias
y ni en su epitafio dirá gracias.

Rezar por inercia
decir lo siento por compromiso,
mirar el cajón
para observar lo destruido,
luego te ríes disimuladamente
y un rostro compungido para la viuda y su deleite.

La muerte se presenta de rojo
y en su mano una copa de vino,
largas piernas envuelven la obscuridad
y dentro de ellas el túnel uterino
nunca te dejará ver la luz.

Ahí está
frío como un polo,
distante de tu centro
aun cuando la mortaja lo cubre de silencio,
no se mueve
y en tu mente se revuelca.

La muerte sigue paseando
su cuerpo lúgubre y sensual,
se arrincona y mueve su copa,
sus labios repiten: Memento Mori…